14 jul. 2010

nació un pajarito


Tomi tiene alas, nació para volar, Él tenía demasiada alma para tolerar esta materia, necesitaba irse, viajar más allá de su cuerpo, de sus límites. Hoy puede pasear por todos lados, nos atraviesa, nos envuelve, nos camina, vive en cada idea, cada color, cada instante concreto que nos aleja de él. Hoy está más vivo que todos nosotros, se lo siente, se lo respira, se respira su paz. Hoy podemos respirar paz. Tomi tenía una magia interior que pedía escapar. Hoy es libre, hoy es inspiración. Hoy esa magia me vino a visitar, tomó estas formas, esta ternura que me recorre. Hoy usó mis manos para hablar, para plasmarse. Él vuelve a nacer en cada idea, cada pincelada, cada creación, cada universo, cada exteriorización de eso que no viene de acá. Tomi es de allá. Tomi no pudo retener su magia, ya no quería retenerla más. En un vuelo la liberó, soltó sus alas, se echó a volar por la perpetuidad. Por aires infinitos, donde no hay contornos. Tomi se fue volando. Tomi no nació para que lo entendamos, no nació para los límites de un cuerpo, y no pudo con esta contradicción. Hoy vuela por otro mundo paralelo, del otro lado del color, del otro lado de la forma. Él tiene otras reglas, otros porqués. Hoy nos abraza, nos sonríe. Tomi no es de acá, es de allá. Tomi no pudo con su calificación. Con un talento, Con una clasificación que los de acá conceptuamos como anormal. Tomi está donde tiene que estar, volando por algún no lugar, algo que mis límites humanos no me permiten comprender. Tomi tomó una decisión calificada acá como atroz. Pero qué podemos entender nosotros de todo eso que no es de acá… Qué podemos entender de tal enormidad.

Hasta siempre hermanito. Hoy sos para mí como un pajarito..